Tenemos exitosos métodos en las reclamaciones de deudas, recobro de cantidades y análisis de los antecedentes de cada asunto que se nos encomienda.

En lo que respecta a la recuperación de créditos en estricto sentido, (en la que contamos con una amplia y sólida cartera de cuentas de ámbito regional y nacional), una vez que el cliente nos encomienda la llevanza de un asunto, las primeras gestiones que realizamos son de carácter extrajudicial. Es decir, enviamos comunicaciones de recobro al deudor y realizamos llamadas telefónicas y visitas presenciales al mismo de cara a obtener un recobro rápido de la deuda, y así poder conseguir tanto una visión clara de cuál es la situación real del deudor como un informe de su solvencia y, en función de los resultados de las gestiones de recobro extrajudicial realizadas, trasladamos al cliente la conveniencia o no de iniciar la vía judicial a través del procedimiento adecuado.

Profundizando en los exitosos métodos que seguimos en las reclamaciones de deudas y recobro de cantidades, el análisis riguroso de los antecedentes de cada asunto que se nos encomienda, así como el conocimiento minucioso de las aspiraciones de nuestros clientes y el estudio de las situaciones procesales y de hecho que afectan a los contrarios nos permiten, además, proponer soluciones alternativas, que difícilmente pueden ser tenidas en cuenta en otros supuestos.Asimismo, el inicio de la vía judicial inmediata no impide, en ningún caso, la renuncia al mantenimiento de una seria y leal negociación con el contrario durante toda la vigencia del conflicto que permita su definitiva solución.