Según la propia exposición de motivos de la ley 25/2015, conocida como Ley de Segunda Oportunidad, el objetivo de la misma no es otro que permitir que “una persona física, a pesar de un fracaso económico empresarial o personal, tenga la posibilidad de encarrilar nuevamente su vida e incluso de arriesgarse a nuevas iniciativas, sin […]